Internacionales

Sin Lula, candidatos brasileños debaten en televisión sobre elecciones

BRASIL.- Agosto 9 del 2018.- (NTX / Foto archivo EFE).- Brasil inicia una serie de debates televisivos en que los principales candidatos a la presidencia del país abordarán las cuestiones fundamentales de la campaña, aunque Luiz Inacio Lula da Silva, que lidera los sondeos, no podrá participar por estar encarcelado por corrupción.

Hasta el día siete de octubre, fecha de la primera ronda de los comicios, Brasil celebrará prácticamente un debate televisivo semanal, lo que refleja la importancia que la televisión tiene en un país de tamaño continental donde, como en la Amazonía, no siempre llega Internet.

Este jueves será la cadena Bandeirantes la que organice el debate de precandidatos, pues no todos registraron su candidatura en la Justicia electoral, donde la fecha límite es el día 15 de agosto, en un primer coloquio que estará marcado por la ausencia del Partido de los Trabajadores (PT) de Lula da Silva y las críticas a la gestión de Michel Temer.

El ex presidente, encarcelado a 12 años, un mes por corrupción y lavado de dinero, pidió a la Justicia que le permitiera participar en el debate de hoy, pero le fue negado, y tampoco el 'número dos' de la candidatura, Fernando Haddad, exalcalde de Sao Paulo y posible candidato del PT si el ex presidente es inhabilitado, estará presente.

El PT, que aspira a volver al poder tras la salida por un polémico juicio político de Dilma Rousseff en 2016, informó que organizará en Internet un evento paralelo para poder participar de las cuestiones cruciales que se debatan hoy en el programa.

El encuentro televisivo servirá para conocer la estrategia de campaña del segundo en las encuestas, Jair Bolsonaro, diputado y ex militar de extrema derecha cuyas posiciones están marcadas por polémicas y exabruptos, pero que tiene cerca del 20 por ciento del voto en los sondeos.

También Marina Silva, la ecologista y ex ministra de Lula da Silva que participa en su tercera elección, mostrará cuál es su estrategia de campaña en un país azotado por cuatro años de escándalos masivos de corrupción, recesión y aumento del desempleo.

El candidato de la derecha moderada (PSDB), Geraldo Alckmin, exgobernador de Sao Paulo, deberá también mostrar sus cartas ante su mala posición en los sondeos, que le atribuyen apenas 5.0 por ciento de los votos y, de confirmarse, dejarían a su formación fuera del segundo turno por primera vez en décadas.

 

El candidato gubernista, el ex ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, deberá enfrentar un rechazo histórico de Temer para despegar del 1.0 por ciento que le atribuyen hasta ahora los sondeos.