Información General

Problemas emocionales causan padecimientos cardiovasculares

JALISCO.- Noviembre 14.-(NTX / Foto archivo El Informador).-El especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Agustín Gutiérrez Zamora, señaló que los problemas emocionales que derivan en ansiedad y depresión conllevan a un descontrol a nivel cardiovascular y metabólico.

"Un divorcio o muerte de un familiar, en donde no pueden desprenderse de ese tipo de emociones, lo cual se refleja en el sistema cardiovascular o metabólico, pacientes que han perdido un familiar, que no pueden desprenderse del duelo y que esto les lleva a un desajuste cardiovascular", refirió.

Por lo anterior, consideró que el médico tratante debe convertirse en una asesor en salud que pueda derivar también al paciente a otras especialidades, para que reciba una atención multidisciplinaria, incluso accediendo a terapia psicológica o psiquiátrica que le permita alcanzar estabilidad emocional.

El cardiólogo adscrito al Hospital General Regional (HGR) 110 del IMSS en Jalisco resaltó que no se puede confiar el éxito del tratamiento de una enfermedad, únicamente al suministro de fármacos.

"Cuando llegan pacientes con hipertensión o colesterol alto, puede ser relativamente fácil estabilizarlo con medicamentos o dieta, pero cuando hay problemas personales ya depende del paciente para superar esto", expresó.

Bajo el precepto de "no hay cuerpo sano en mente enferma, ni mente enferma en cuerpo sano", Gutiérrez destacó la necesidad de buscar en los pacientes que son tratados con patologías cardíacas, alteraciones emocionales que puedan estar mermando su condición de salud.

"Las enfermedades más difíciles de controlar son las espirituales, por ejemplo las personas que se aferran al odio por cosas pasadas que no han resuelto, y que eso les descontrola su glucosa, su presión y vienen las arritmias, etcétera", explicó.

El experto dijo que de hecho las afectaciones cardiovasculares que también se presentan en personas jóvenes suelen tener de base alteraciones como la depresión o la soledad, según su experiencia como médico tratante.

"Vemos que ahora son familias pequeñas, hijos más independientes, parejas jóvenes que ya sus hijos se fueron a hacer su vida, y nunca se prepara uno para estar solos, cuando uno se quiere aferrar a compañía sobreviene depresión", refirió.

De hecho mencionó que está comprobado que las enfermedades pueden ser controlables a base de tratamiento farmacológico entre un 40 y 60 por ciento, el resto depende de otros factores, entre ellos la estabilidad emocional del paciente.