Información General

Científicos de Brasil descubren que ejercicio físico ayuda contra Alzheimer

(Agencias / Xinhua).- Enero 11 del 2019.- Científicos brasileños descubrieron que realizar ejercicios físicos puede ayudar a frenar la pérdida de la memoria causada por la enfermedad de Alzheimer, según un estudio publicado el pasado  lunes en la revista "Nature Medicine".

Investigadores de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ), en colaboración con otras universidades e institutos, lograron establecer una relación entre los niveles de irisina (hormona producida por el cuerpo cuando se ejercita) y un posible tratamiento para la pérdida de memoria provocada por el Alzheimer.

Las pruebas fueron realizadas en ratones que sufren Alzheimer y que producían la hormona cuando hacían ejercicios.

Según los investigadores, se descubrió que existen niveles bajos de irisina en el cerebro de los pacientes afectados por el Alhzeimer, según lo observado en los ratones que fueron utilizados como modelos en el estudio.

También se comprobó que la reposición de los niveles de irisina en el cerebro, incluso con ejercicios físicos, consigue revertir la pérdida de memoria de los ratones afectados por el Alzheimer, y que la irisina es lo que regula los efectos positivos de los ejercicios físicos en la memoria de los ratones.

En este sentido, el profesor de la UFRJ y uno de los autores del estudio, Sérgio Ferreira, afirmó que "la gran contribución de nuestro estudio fue probar que los niveles de esta hormona están de hecho disminuidos en los cerebros de los pacientes con Alzheimer".

Explicó que "en segundo lugar, fue intentar investigar si el reponer los niveles de esta hormona en el cerebro de los ratones sería bueno para la memoria. Observamos que si intentamos aumentar los niveles de irisina, se mejora la memoria".

"Finalmente, se demostró que la irisina es justamente el intermediario entre el efecto benéfico del ejercicio y la mejora de la memoria", agregó Ferreira.

Otras funciones de la irisina en varios órganos del cuerpo ya eran conocidas, como la de regular el metabolismo del tejido adiposo y regular procesos que suceden en los huesos.

Para los investigadores de la UFRJ, Mychael Lourenco y Fernanda de Felice, los descubrimientos refuerzan la importancia de los ejercicios físicos en el combate a la enfermedad, y recordaron que el hecho de que el cuerpo produzca irisina disminuye las posibilidades de efectos colaterales, lo que da esperanza para nuevos tratamientos.